• CARACTERÍSTICAS

    Detrás de los laminados de alta presión, se esconde un complejo proceso de producción que en la mayoría de ocasiones pasa desapercibido al cliente.

    Para conseguir un laminado de calidad es necesario una tecnología muy desarrollada y unas instalaciones productivas muy evolucionadas, fruto de un departamento de I+D en continuo cambio y evolución.

    Todo nuestro proceso de fabricación está regulado por la normativa europea EN 438 de los laminados termoestables, cumpliendo además las ISO 14001 y 18001, y sumando los rigurosos controles de calidad en cada una de las etapas del proceso productivo, conseguimos elaborar un laminado de alta calidad reconocido en todo el mundo.

    Comprometidos con la conservación del medio ambiente desde el 2013 disponemos del certificado FSC.